miércoles, 29 de junio de 2011

El metodo de carbono 14, ciencia o especulación.

Con las técnicas disponibles en El siglo XIX, los geólogos de esa época sólo podían componer una escala de tiempo relativa. Así, la edad de la Tierra y la duración de las unidades de esta escala permanecieron desconocidas hasta principios del siglo XX. Poco después del descubrimiento de la radiactividad, se desarrollaron los métodos radiométricos de datación. Con ellos, se pudo calibrar la escala relativa de tiempo geológico creando una absoluta.
El método del carbono 14 fue desarrollado en primera instancia por el químico estadounidense Willard Frank Libby y su grupo de colaboradores de la Universidad de Chicago en 1947, cuyos trabajos le valieron el premio Nóbel de Química de 1960. El descubrimiento fue que por medio de la actividad metabólica el nivel de carbono 14 en un organismo vivo se mantiene en equilibrio con el de la atmósfera o con el de otras partes de la reserva dinámica terrestre, como el océano. A partir de la muerte del organismo, el isótopo radiactivo empieza a desintegrarse a un ritmo conocido sin ser reemplazado por el carbono del dióxido de carbono atmosférico. Su rápida desintegración limita, en general, el periodo de datación a unos 50.000 años, aunque a veces se extienda el método hasta 70.000 años. La incertidumbre de la medida aumenta con la antigüedad de la muestra.
Aunque el método se adapta a una gran variedad de materiales orgánicos, su precisión depende del valor usado para la vida media de las variaciones en las concentraciones atmosféricas de carbono 14 y de la contaminación. En 1962, la vida media del radiocarbono fue redefinida desde 5.570 ± 30 años a 5.730 ± 40 años; por ello, algunas determinaciones anteriores requieren un ajuste, y debido a la radiactividad introducida en los últimos años en la atmósfera, las dataciones de radiocarbono se calculan desde 1950. La escala temporal del carbono 14 contiene otras fuentes de incertidumbre que pueden producir errores entre 2.000 y 5.000 años. El problema más grave es la contaminación posterior al depósito, que puede estar causada por filtración de agua subterránea, por incorporación de carbono más antiguo o más joven, y por captación de impurezas en el terreno o en el laboratorio. Entonces, como todos los organismos vivos absorben carbono radiactivo, forma inestable de carbono que tiene una vida media de unos 5.730 años. Durante su vida, un organismo renueva de forma continua su provisión de radiocarbono al respirar y al comer. Tras su muerte, el organismo se convierte en un fósil y el carbono 14 decae sin ser reemplazado. Para medir la cantidad de carbono 14 restante en un fósil, los científicos incineran un fragmento pequeño para convertirlo en gas de dióxido de carbono. Se utilizan contadores de radiación para detectar los electrones emitidos por el decaimiento de carbono 14 en nitrógeno. La cantidad de carbono 14 se compara con la de carbono 12, forma estable del carbono, para determinar la cantidad de radiocarbono que se ha desintegrado y así datar el fósil.

Tomado de http://www.textoscientificos.com/fisica/radiactividad/carbono-14.

Pero también existen otros factores que hacen poco certero el metodo de Carbono 14. Uno de ellos es el Campo Magnético y su constante estado de declinación. Mientras incrementa la reducción del Campo Magnético, mayor es la cantidad de radiación que se cuela hacia nuestra atmósfera, y usted debe saber que "el Campo Magnético de la Tierra se está reduciendo a niveles exponenciales año tras año" .
 
El hecho de que el campo magnético de la tierra está decreciendo, la radiación cósmica causa lo que se llama Auroras Boreales. El mecanismo que produce estas auroras aún reta las mentes de los científicos. Sin embargo, sabemos que partículas cargadas llegan a la vecindad de la tierra como parte de vientos solares que a su vez son capturados por el campo magnético de la tierra y son subsecuentemente conducidos hacia abajo, hacia nosotros, hacia los polos magnéticos. Estos chocan con los átomos de oxigeno y nitrógeno, desplazando electrones, dejando a los iones en estados excitados. Estos iones emiten radiación a varias duraciones de ondas, creando los colores característicos de las áureas (rojo o azul verdoso).
 
La ciencia en efecto nos demuestra que el campo magnético de la tierra era una vez mucho más fuerte de lo que hoy es. Esto necesariamente significa que menos radiación se colaba hasta nosotros y que MENOS Carbono 14 era formado. Es cierto que un animal vivo o una planta hoy en día arrojaría más Carbono14 por gramo, pero hace 5,000 años, cuando ESTÁ COMPOPROBADO el Campo Magnético de la tierra era mucho más fuerte, una planta reciente solamente nos hubiese dado un poco de carbono 14 por gramo en la lectura del Geiger. ¿Por qué? ¡Sencillo! Porque había menos contenido de Carbono 14 en la atmósfera para la misma respirar y para mezclarse con el CO2.

Con todo esto resumimos que la datación por carbono 14 no es tan certera como no lo han hecho creer, y aun algunos científicos sienceros lo han manifestado así. En la conferencia de Upsala uno de los arqueólogos se expresó así: "Si una fecha obtenida mediante el carbono 14 apoya nuestras teorías, la ponemos en el cuerpo del texto. Si no la contradice enteramente, la ponemos a pie de página. Y si es completamente 'inoportuna', la abandonamos".

Eso mi estimado lector es la ciencia en manos de los hombres y de lo que quieren creer.

miércoles, 22 de junio de 2011

Biblia, alimentos y salud.

Ya vimos la ciencia en manos del hombre y su falta de sabiduría, ahora veremos que tanta sabiduría tiene la Biblia en asuntos de salud, y si su conocimiento es de hombre o viene de lo alto.

Moisés dijo a los israelitas en Levítico 17: 11-14 que la vida de la carne esta en la sangre. Ahora se sabe que los glóbulos rojos transportan oxigeno, y que en ellos hay aproximadamente 270’000,000 de moléculas de hemoglobina por célula. Si hubiera algo menos, una persona no tendría suficiente oxigeno residual para sostener la vida después de, por decir, un fuerte estornudo.  El padre de los E.U.A. George Washington, murió como resultado del tratamiento médico de “sangría” usado en ese tiempo. Moisés sabía que la vida en la carne estaba en la sangre, pero los médicos de Washington no.
Ignaz Semmelwis
Hablemos de médicos que redescubrieron reglas de higiene ya descritas en la Biblia. El medico húngaro Ignaz Semmelwis (1818-1865), durante su actividad en el Hospital General de Viena, le preocupó la elevada mortandad de un 10 a 30% en parturientas por causa de la  fiebre puerperal. Semmelwis observó que las mujeres contraían la fiebre, cuando los ayudantes en los partos eran estudiantes de medicina o médicos que venían directamente de la sala de cadáveres, donde realizaban su práctica de anatomía. La solución de Semmelwis fue “LAVARSE LAS MANOS” después de tocar los cadáveres, con ellos decremento la mortandad hasta el 1%. La Biblia nos habla que al tocar un cadáver de animal u hombre uno queda impuro, y que se debe uno lavar con agua y apartarse del la comunidad. (Levítico 11:24 y 28 Levítico 21:11) y en (Números 19: 11 al 20) nos dice los siguiente: “El que toque a un muerto, cualquier cadáver humano, será impuro siete días. Se purificará con agua los días tercero y séptimo entonces quedara puro . . .” tomé en cuenta que en aquellas épocas no existían jabones ni antisépticos, por ello se ocupaban más días para quedar limpio. Pero si los médicos  austriacos hubieran tomado en cuenta esas reglas bíblicas de higiene, no habría tragedia que lamentar.

Otro redescubrimiento por parte de los hombres de ciencia ya descrito en la Biblia, fue el de los microorganismos peligrosos como algunas bacterias se impregnan en las personas y sus ropas, por ello en ocasiones es necesaria quemar las ropas de los enfermos. Esto se comprendió con el desarrollo de la microbiología, pero en siglos pasados no se sabía nada al respecto, el único libro que lo mencionaba ere la Biblia en su ley de higiene con respecto a la lepra (Levítico 13:51 y 52) dice; “Al séptimo día será revisada la mancha y si se ha extendido en el vestido . . . .y la mancha es lepra: el objeto será inmundo. Será quemado el vestido, urdimbre o trama de lana o de lino . . .” cualquier medico actual diría que esas medidas para la época eran excepcionalmente aceptables.
                                                                              
Hablemos de otro redescubrimiento ya mencionada en la Biblia. Cuando una persona tiene problemas de colesterol, corazón, sobre peso, arteriosclerosis, etc. O se va a someter a una operación simple o complicada, lo primero que le quitan de su dieta es la carne de cerdo, freír con manteca y si es muy dado al consumo de mariscos y camarones, también quedan eliminados de su dieta. Precisamente la carne de cerdo, el freír con manteca y los mariscos, estaban prohibidos para los israelitas por regla de higiene Levítico11:1 al 23). Tanto la carne de cerdo como los mariscos son solo una parte de la lista de carnes de animales que no estaban permitidas en la dieta de los israelitas. Todas esas carnes mencionadas, son comestibles, más no por ello saludables como parte de una dieta constante. Otras simplemente poco nutritivas. Pero la Biblia menciona carnes que “si” pueden comer los israelitas, entre ellas esta el pescado. Ahora los médicos en nutrición saben muy bien que como productos del mar, el pescado es el más nutritivo y benéfico para nuestro organismo. Usted puede ver por Internet y cualquier medio, los beneficios en salud que proporciona comer pescado por su omega 3, mientras que con los mariscos y camarones, los médicos nos piden cautela en su consumo por su alto nivel de colesterol. ¿Cómo podía saber Moisés que la carne de cerdo, el freír con manteca y los mariscos, entre otras carnes, eran perjudiciales para la salud a largo plazo?

Cree que ya son todos los redescubrimientos, pues no, hay bastantes reglas de higiene en la Biblia que están fuera de toda superstición o ignorancia, son reglas de higiene autenticas y funcionales que en su época ningún pueblo podía saber con exactitud. Dios fue quien le reveló a Moisés todas esas reglas, ya que como nos enseña la Biblia, Dios mismo estaba con ellos, y su pueblo tenia que ser limpio y pulcro de corazón y cuerpo. Por ultimo mencionare otro redescubrimiento, a finales de los años 80s y principio de los 90s  se dio un brote de cólera en Latinoamérica, la Secretaria de Salud, a través de los medios de comunicación, pidió que en la zonas rurales, las personas enterraran su excremento en la tierra para evitar mas la propagación del cólera. En la Biblia cuando el pueblo de Israel acampo en el desierto, Dios les ordeno a su pueblo tener un lugar “fuera del campamento” para hacer sus necesidades. Y que trajeran consigo una pala para enterrar su excremento (Deuteronomio 23:12 y 13) fíjese en dos cosas, no solamente les pide que entierren su excremento, sino que lo hagan a las afueras del campamento. En la actualidad hay muchos países con grabes problemas de higiene por no dar un adecuado tratamiento a los desechos fecales. 

Piense por favor o dese cuenta que la Biblia a pesar de no ser un libro de alimentación e higiene, su contenido sobre estos temas esta fuera de toda superstición o ignorancia, y que mucho del conocimiento que la Biblia nos trasmite, no estaba vigente en la época en que fue escrita. Por Ejemplo los antiguos Egipcios usaban excremento humano combinado con lecha para curar sus heridas, mientras que la Biblia nos enseña que el excremento humano hay que enterrarlo. Ningún pueblo del pasado podía saber que el pescado es mucho mejor alimento para el cuerpo humano que la carne de cerdo. Solo el Creador del hombre puede saber que es lo mejor para su salud. La Biblia muestra una sabiduría superior a la que el hombre esta acostumbrado aplicar. ¡No lo cree usted!

La ciencia, los alimentos y la salud.

Definitivamente que la Edad Media es vista como un tiempo de oscuridad e ignorancia, pero muchas veces esa oscuridad no solo depende de la falta de conocimiento o exceso de ignorancia, como lo quiera ver usted. Sino también por la falta de sabiduría, ósea el SABER como aplicar el conocimiento que se ha adquirido.

Por lo tanto nuestra era de ciencia moderna esta inmersa en un oscurantismo de falta de sabiduría para aplicar los conocimientos científicos que se han adquirido, y una dosis de ignorancia de como funciona la naturaleza, entre ella el cuerpo humano. Ya se ha hablado brevemente de los avances de la medicina moderna y sus errores en contra de la salud, tema que se profundizará posteriormente.

Pero ahora hablemos sobre la ciencia aplicada a la producción de alimentos. Aquí si que es un mundo oscuro donde se realizan toda clase de procesos dañinos en contra del consumidor. Las ciencias químicas desde hace varias décadas atrás, ha desarrollado todo tipo de insecticidas y herbicidas, para combatir plagas que atentan contra los cultivos. Esto ha derivado en distintos tipos de cáncer, tanto para los que fabrican este producto, lo almacenan, lo dispersa, como el consumidor de los alimentos que fueron bañados con los químicos. De igual modo se han producido químicos para abono, y químicos para conservar los alimentos en sus empaques. Todo esto se resume en riqueza para algunos pocos y daños para la salud para muchos. Y una falta de sabiduría de como aplicar las ciencias químicas en la producción de alimento.


 


Si bien muchos países han tomado medidas para evitar todo esto, la verdad es que son mucho mas los países que lo utilizan. Pero esto solo es parte del problema, aun en los países del primer mundo, los alimentos procesados son causante de gran variedad de enfermedades, basculares, cardiacas, cáncer y del hígado, y la verdad es que esto no tiene para cuando acabar pues implican ganancias para el estado laico por impuestos, que entre sus principios es, dar la libertad a la gente para elegir lo que la daña, una ideología absurda, que dentro de nuestro contexto histórico es bien vista, para definitivamente en el futuro se verá como una de las ideas más tontas que ha tenido el hombre.

Ahora, la comunidad científica reconoce que las ciencias genéticas y todo respecto al ADN esta en pañales, y aun así, no aplican la sabiduría, sino que se entregan a su locura y ahora producen alimentos alterados genéticamente sin saber las consecuencias de sus actos. Párese que la comunidad científica esta inmersa en un circulo vicioso, donde como niños con juguete nuevo, descubren algo que inmediatamente de benéficos económicos, dando alarde de haber encontrado algo que beneficiara a la humanidad, después, como siempre sucedo sin excepción, vienen las consecuencias grabes que intentan remediar a regañadientes. El hombre no aprende.








Lo chistoso del asunto, es que el gobierno laico da libertad a la gente en las cosas dañinas que el mismo sistema ofrece, pero cuando la gente desconfía o quiere algo que no le conviene al sistema de gobierno, su libertad queda anulada. En muchos países se exige etiqueta de transgenicos, pero no en todos se les da.

martes, 21 de junio de 2011

Luigi Galvani.

Luigi Galvani nació en Bolonia en 1737. Comenzó los estudios de teología que abandonó más tarde por los de medicina, persuadido por su familia, en 1755. Se graduó en 1759 en medicina y filosofía, como era habitual entonces. Tuvo como maestros a Jacopo Bartolomeo Beccari y Domenico Galeazzi.

Sin embargo, las contribuciones por la que es conocido se relacionan con la electricidad. La década de los años setenta supuso para él el interés por la fisiología del sistema nervioso y muscular. En 1772 presentó una comunicación al Istituto delle Scienze sobre la irritabilidad halleriana y, poco después, sobre los movimientos musculares de las patas de la rana. En 1774 leyó un artículo sobre el efecto de los opiáceos en los nervios de las ranas. Esto le llevó a investigar la estimulación de nervios y músculos en estos animales. Así, a comienzos de los ochenta, comenzó una larga serie de investigaciones sobre las respuestas obtenidas por la electricidad estática en las ranas.

   Pero su error fue cuando una noche colgó una hilera de ranas sobre el cerco de hierro de su jardín. El científico se sorprendió al ver que los animales empezaron a temblar y creó su teoría de la “electricidad animal” afirmando que el tejido biológico de las ranas generaba una corriente eléctrica propia. La verdad es que el movimiento se debía a que Luigi las tocaba con unas tijeras metálicas durante una tormenta eléctrica.

Tomado del Internet.

Esto no es con el fin de desacreditar a la ciencia ni a los científicos, sino entender que la ciencia esta basada en interpretaciones, dichas interpretaciones las hacen falible y manipulable, pero esto no es lo peor de todo, sino que a nosotros no la presentan infalible y exacta, y ¡nosotros no la creemos!

Ciencia manipulable.

¿Qué tan cierto es que la ciencia puede ser exacta? La verdad es que la ciencia se divide en ciencias duras o exactas, matemáticas, química, física etc, y ciencias inexactas, historia, arqueología, sociología, paleontología, etc. Independientemente de eso, la ciencia puede y de hecho es manipulable al sistema de gobierno que la paga y la sustenta.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis en base a científicos y médicos desarrollaron todo un sistema de creencias sobre la pureza racial, la cual en base a "hechos científicos" como la forma y tamaño del cráneo demostraban la superioridad evolutiva del hombre caucásico en especial los arios, sobre las demás sub- rasas humanas. Claro, que todo esto según los nazis, pero lo que quiero que entienda, querido lector, es que todo lo que los nazis realizaban, lo hacían dentro de un contexto ideológico-científico, y no olvide este concepto, pues le ayudará a entender como la ciencia se maneja hoy en día.

La ciencia no actúa de manera pura, sino siempre de tras de una ideología o un sistema de gobierno que la manipula. Si los nazis hubieran ganado la guerra, el sistema nazi hubiera invadido a toda Europa y probablemente a Norteamérica, y actualmente habría tratados científicos que demostrarían la superioridad caucásica sobre las demás etnias humanas, y todo sería científicamente comprobado, usted vería por Discovery Channel todo tipo de documentales científicos sobre la superioridad racial y la importancia de una pureza racial. Y de igual manera todo esto se enseñaría en escuelas y Universidades, pero afortunadamente esto no sucedió y el nazismo y su ciencia quedaron el olvido.






A muchos les molesta hoy en día el recordarles que la ciencia nazi estaba basada en el evolucionismo darwiniano, pues el mismo Darwin que se basaban en observaciones y no en un método científico verdadero, escribió en sus libros que el hombre blanco estaba en un proceso evolutivo superior que el de los nativos de Australia. Recuerda cuándo en el tema "La Biblia y nuestro Universo" como los hombres a través de los siglos consideraron que el número de estrellas eran las que podían observar, se guiaron por la razón y la lógica, más la razón y la lógica humana no es el medio para conocer la verdad. Así también Darwin solo se dejo guiar por las apariencias y por la observación, esto esta tan bien documentado, que los científicos de hoy se desligan de ello, con el concepto de Neo-darwinismo, con esto ellos se separan de los conceptos raciales de Darwin y sus evidentes errores basados en la falta de un método científico. ¿Eso significa que el Neo-darwinismo si se basa en métodos científicos y no solo en la observación para sustentar sus teorías? En posteriores temas veremos que no. 

Reflexión: Los nazis también creían en la evolución y a través de ella desarrollaron sus propias teorías para demostrar su superioridad racial y la importancia de no mezclarse con seres menos evolucionados que ellos. Pero nada de esto es verdadera ciencia, solo ideologías sustentadas con una ciencia manipulable, y no podemos ser tan ingenuos para creer que esto no sucedo ahora en nuestros días. 


sábado, 18 de junio de 2011

Ciencia infalible, cientificos no.

Hay cosas muy semejantes entre la ciencia y el cristianismo, y es el factor humano. El cristianismo es perfecto en su mensaje y enseñanza, pero los líderes de religiones cristianas se encargan de echarlo a perder y de manipular a las masas a su conveniencia. Hubo un tiempo en que los sacerdotes, obispos y el Papa, todo lo que ellos decían y enseñaban era tomado por el pueblo sin cuestionar y lo aceptaban como un hecho irrefutable. Hasta que la gente se dio cuenta del engaño y despertó.

Esto se repite hoy en día, pero en vez de ser los lideres religiosos los que guían las creencias de la gente, ahora ese trabajo esta a cargo de los científicos, ahora la gente les cree ciegamente los errores que estas gentes conciben sobre el Universo.



Yo creo que la ciencia es perfecta, pero los hombres de ciencia no, y ejemplos por centenares. Así como la gente tubo que escapar del mundo de superstición e ignorancia de la cual la religión la tenía presa. Así en nuestros días la gente debe separar la ciencia de los científicos, así como el cristianismo de las religiones cristianas. Son cosas muy distintas.

Ahora usted en su televisión al final de la programación le venden una serie de productos para su salud o los clásicos para adelgazar, productos que son respaldados por la idea de que están científicamente comprobados. Esto no es nuevo, así como el estado y la iglesia cuando eran una misma cosa, solían engañar a la gente vendiendo indulgencias y medallitas para cualquier beneficio. Ahora el estado y algunos laboratorios, desarrollan todo tipo de engaños para enriquece y hasta ponen en riesgo su salud



Ya hay síntomas de escepticismo de la gente a los productos científicamente comprobados, y este despertar es bueno y lógico. Después de un siglo XX dominado por la utopia de un mundo mejor gracias a la ciencia y la tecnología, la gente lo único que ha visto es todo lo contrario. Cientos de ejemplos donde la falta de sabiduría y ética moral en los científicos han llevado al mercado de las farmacias productos, medicamentos y vacunas que han dejado secuelas y daños en la salud de quien las consume, antitranspirante con aluminio, principal causante de cáncer de mama, es el ejemplo mas claro de la falta de ética de esta relación entre estado y ciencia, donde se sacrifica la salud de las mujeres, por el beneficio de una ganancia monetaria. Tan solo promover el uso de bicarbonato para frotarlo en las axilas para quitar el mal olor, científicamente comprobado que el bicarbonato no causa ningún daño comparado con el transpirante con aluminio. Porque no se difunde esto, porque dañaría la venta de antitranspirantes, nada mas por eso.



Cuando se dio el caso de la gripe porcina o influenza humana h1n1, el desarrollo de una vacuna para una enfermedad que no afectaba ni el .01% de la población, despertó muchas sospechas y falta de confianza en la aplicación de dicha vacuna. Estos son síntomas de la perdida de confianza de la gente en los científicos, espero que no de la ciencia, eso sería lamentable.

Pero es bueno que la gente desconfíe, en el sentido de no tener una fe ciega por lo que es supuestamente científico, sino que analice las cosas mas afondo. En este blog se analizara como lo supuestamente científico no lo es.

viernes, 17 de junio de 2011

La Biblia y nuestro Universo.

Ahora analizaremos lo que la Biblia enseña sobre nuestro Universo y veremos como sus verdades superan al descubrimiento humanos en tiempo y exactitud.

En el 150 a.C. aproximadamente, el astrónomo Hipaco declaró haber contado 1,026 estrellas. Alrededor del 150 d.C. Ptolomeo contó la cifra del 1,056. En el 1575 d.C. el astrónomo danés Tycho Brahé sugirió la cifra de 777 estrellas. En el 1600 d.C., el astrónomo alemán Johannes Kepler, publico el número de estrellas en 1,005. por supuesto hoy en día con la tecnología las cifras han cambiado mucho. El astrónomo de la Univ. De Cornell. Carl Sagan, una vez sugirió que se han documentado 25 sextillones de estrellas. Pero la Biblia en Génesis 22:17 y Jeremías 33:22 señalan que las estrellas de los cielos  son demasiado numerosas como para ser contadas. ¿Cómo lo supieron Moisés o Jeremías? o ¿Quién se los dijo antes del avance de la ciencia?

El ser humano desde antes y después de Cristo, consideró el número de estrellas por lo que sus ojos le permitían ver, se guió por la razón, pero la razón no basta para conocer la verdad. Se requería de la tecnología para saber y descubrir que las estrellas son tan numerosas como las arenas del mar. 

Génesis 22:17 de cierto te bendeciré, y multiplicaré  tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar.


Jeremías 33:22 Como no puede ser contado el ejército del cielo, ni la arena del mar se puede medir, así multiplicaré la descendencia de David mi siervo


 La Biblia deja en claro con estos textos de que las estrellas del cielo y las arenas del mar son similares en numero. Este conocimiento sin la tecnología del telescopio era imposible de saber, ni los sumerios, ni los babilónicos, ni los chinos o mayas lo conocían. Fue la Biblia donde por primera vez en la historia de la humanidad se da a conocer dicha verdad. La verdad es que el número de estrellas es incontable, tal y como la Biblia ya lo enseñaba mucho antes de que se desarrollara la cultura griega y miles de años antes que los telescopios surgieran. 

Ahora nuestro planeta.
  Observe las siguientes ejemplos, de cómo la Biblia se refiere a nuestro mundo: “Hay Uno que mora (Dios) por encima del circulo de la tierra”. (Isaías 40:22) El término hebreo que utilizó Isaías para círculo es la palabra khug, que indica algo esférico o redondo. Ahora leemos de Job: “(Dios) está extendiendo el norte sobre el lugar vació, colgando la tierra sobre nada”, (Job 26:7.)  En esas épocas mucha gente creía que la Tierra era plana o que estaba sostenida sobre algo o alguien. En Asia se creía que la tierra estaba sobre cuatro elefantes que a su vez se apoyaban en una tortuga, los griegos creían que Atlas sostenía a un mundo plano, sin embargo la Biblia ya nos hablaba sobre la redondez del la Tierra y que flotaba en la nada.


La Biblia no es un libro de ciencia, es un libro donde nos habla sobre las verdades que al hombre le deberían interesarle en cuestión existencial, pero aun así, lo poco que habla la Biblia sobre nuestro mundo natural, es con una exactitud, que queda descartada la autoría humana de este Sagrado Libro, tomando  en cuenta que fue escrito en Israel la cual nunca fue famosa por tener Universidades o desarrollar ciencia.

Otra reflexión que debemos tomar en cuenta, es que estas verdades jamás fueron promovidas por la Iglesia, ni aun en los siglos de la razón, demostrando total ignorancia de las Escrituras y de su apego a una tradición muerta y sin verdades.

Fe y razón. El ejemplo de Galileo Galilei

Después de que el cristianismo se desarrollo en Europa, fue perdiendo desde los primeros siglos de vida su verdadero mensaje y se desarrollo como una religión de superstición y engaños. Para cuando llego el siglo XVIII, Europa retoma la era de la razón y todas esas supersticiones y fabulas desarrolladas en el cristianismo quedaron expuestas, y así el cristianismo religioso quedo desacreditado para las mentes que se valen de la razón y la ciencia.

                                           Galileo Galilei
Galileo Galilei ante Santo Oficio

Pero realmente lo que quedó desacreditado fue el cristianismo cultural y religioso, y con justa razón, ya que en el caso de la religión católica romana, esta había abandonado el original mensaje del cristianismo y sus verdades reveladas en la Biblia, y se había convertido en una amante de la filosofía griega, de eso modo la Iglesia católica defendía la postura griega de que nuestro mundo era el centro del Universo, algo que la Biblia jamás enseñó. Así pues, la historia de Galileo Galilei  es la favorita para representar ese proceso de como la ciencia fue desacreditando las enseñanzas erróneas de la Iglesia Católica, pero injustamente nunca se aclaró que el concepto que defendía la Iglesia sobre ser (nuestro mundo) el centro del universo, no provenía del cristianismo verdadero, sino del antiguo pensamiento griego.

Ya para el siglo XIX y XX, con la mayoría de los países occidentales, teniendo la separación de Iglesia y Estado, este ultimo sería el encargado de financia la ciencia moderna en un estado laico, donde su obligación es buscar en todo un sentido razonable de como surgieron todas las cosas, descartando la intervención divina, esto llevaría a una nueva era donde el estado laico seria el nuevo encargado de inventar las supersticiones y engaños, tal y como lo hizo la Iglesia católica en su tiempo, creando un circulo vicioso donde la verdad sigue oculta.  

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...